La colisión de partículas no puede haber producido este mundo tan elaborado y bello

Cicerón:

“Al llegar a este punto, ¿no me habré de sorprender de que haya alguien que pueda estar personalmente convencido de que existan ciertas partículas de materia, sólidas e indivisibles, arrastradas por la fuerza de la gravedad y de que la colisión o choque fortuito de estas partículas produzcan este mundo tan elaborado y bello?

Cicerón denuncia a Catilina, obra de Cesare Maccari (1840-1919). Dominio público.

Yo no puedo entender por qué el que considera posible que esto haya ocurrido no pensará también que si un número incontable de copias de las veintiuna letras del alfabeto, hechas de oro o de lo que se quiera, fueran echadas juntas en un receptáculo y fueran luego agitadas y echadas al suelo, había de ser muy posible que ellas formaran los Annales de Ennio, completamente a punto para el lector. ¡Yo dudo incluso de que el azar pueda tener éxito en la constitución de un único verso!”

Cicerón, citando a Aristóteles. De Natura Deorum. Libro II, Capítulo xxxvii.
Marco Tulio Cicerón
(Arpino, 106 a.C. – Formia, 43 a.C.).
Jurista, político, filósofo, escritor y orador romano.
Es considerado uno de los más grandes retóricos y estilistas de la prosa en latín de la República romana.
Reconocido universalmente como uno de los más importantes autores de la historia romana.
Citado por Nehemías Jaruchik en el artículo siguiente: Oh viejo azar, ¿dónde estás?

Oh, viejo azar. ¿Dónde estás?
Nos cuentan que la evolución es poco más que una serie de eventos fortuitos que han creado (y siguen creando) todo lo que existe en este universo: el azar es para los evolucionistas la llave mágica de la creación. Hoy día, creer en un propósito, en un Dios, es ser un inculto, o peor, un fanático religioso. Sin embargo, poco se sabe que hace ya dos mil años estos asuntos estaban siendo discutidos por los más grandes filósofos. Algunos de éstos rechazaban rotundamente la idea del azar como el guante mágico de la creación. Por ejemplo, Cicerón, en su De Natura Deorum (Sobre la naturaleza de los dioses), cita a Aristóteles (texto citado encima).

Nehemías Jaruchik

2 thoughts on “La colisión de partículas no puede haber producido este mundo tan elaborado y bello

  1. ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO. SIN DUDA UNA VOLUNTAD FUERA DE DEFINICIONES Y UN QUERER SIN EXPLICACIONES A UNA CRIATURA MEDIA PENSANTE Y MEDIA”VOLIENTE”, HACE DE ESTA DISCUSIÓN DE MILENIOS UN DIALOGO DIFÍCIL DE PERPETUAR SIN UNA REALIDAD INTERIOR Y ANTERIOR QUE SE RESISTE A SER “DEMOSTRADA”. PARA QUIENES HEMOS ARRIBADO A LAS” PLAYAS DE LA VERDAD” NO NOS IMPORTA SEGUIR DISCUTIENDO QUE EL ORIGEN NO ES ORIGEN Y QUE LA REALIDAD MATERIAL ES SOLO UNA DE LAS REALIDADES DE LA CREACIÓN MULTIFORMA Y MULTIPROPOSITO. EL ABANDONO PROGRESIVO DE UN “INTELECTUALISMO” VACÍO PERO ATRACTIVO, EN UN LENGUAJE FLORIDO Y POCO ATENDIBLE, ES PROPIO DE CIVILIZACIONES DECADENTES Y LEJOS DEL “ESPÍRITU DE VERDAD” QUE EMERGE DE LA SENCILLEZ DE CORAZÓN Y DE LA HUMILDAD DEL ENTENDIMIENTO. FRATERNALMENTE…

    1. Patricio: ¡muchas gracias por tu comentario!
      Realmente la “sencillez de corazón y la humildad del entendimiento” son dos características necesarias para acercarse a la verdad. Muchas falsas verdades se han ido inculcando en la mente de las personas utilizando lenguajes “floridos y poco entendibles”.
      ¡Un saludo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.