La evolución sólo es una simple hipótesis de trabajo

Un gran problema para las personas actualmente, principalmente los más jóvenes y también niños, es que se presenta la Teoría de la Evolución como una Ley demostrada.

Esta “Ley”, una vez es interiorizada en la mente, deforma la idea que tenemos sobre quienes somos, de donde venimos y hacia donde vamos, pues anula la propia existencia del Creador y, por lo tanto, hace de la vida y del ser humano algo puramente material, sin ninguna esperanza de vida eterna.

Kerkut, G. The Ideas of Biology. Nueva York: Harper & Brothers (1962). p. 18.

Esta frase del Dr. Kerkut, un prestigioso zoólogo y fisiólogo inglés, nos recuerda que la teoría de la evolución no pasa de ser una simple “hipótesis de trabajo”.

Una hipótesis es algo que la mente humana crea como una explicación posible ante algún hecho o fenómeno.

La hipótesis -si seguimos el método científico- tiene que ser puesta a prueba por los experimentos, pruebas, etc. para que, al final, podamos llegar a una conclusión sobre la hipótesis. Sólo hay dos opciones: o era verdadera o era falsa.

En este sentido, la teoría de la evolución no ha podido ni puede ser verificada pues se necesitarían millones y millones de años para conseguirlo.

Por lo tanto no es

una ley científica

(como se explica en las escuelas, institutos y universidades) sino una simple

“hipótesis de trabajo”

tal como afirma el Dr. Kerkut, un prestigioso zoólogo y fisiólogo inglés.

El equipo de La Ciencia conduce a Dios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.