La evolución es un mito. La vida no pudo haber surgido de forma espontánea

Antonio Martínez:

El agua es necesaria para la vida pero, en sí misma, no produce vida

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

[La mitología de la antigua Grecia consideraba al agua como el arché [arjé] o principio de todas las cosas].

“A lo que ha dado a pie eso es a un mito. El mito de que si hay agua puede aparecer la vida espontáneamente. A mis niños en el colegio les dijeron: “Ya se ha encontrado agua en Marte y, además, vestigios de vida.” Esto es absolutamente falso, rotundamente falso. El agua es una condición sine qua non para la vida, pero la vida es abrumadoramente compleja, y hay en los libros de texto, en los estudiantes, en la gente en general, una idea totalmente equivocada”.

La columna geológica: un razonamiento circular

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“Como nunca se ha observado la evolución de una especie, se calculó que el tiempo necesario para haber un cambio de especie es un millón de años. Claro, esta cifra es absolutamente arbitraria. Y entonces se establece un razonamiento circular. Se ve en una roca que hay un fósil al que se le ha atribuido una edad; entonces se dice: “Bueno, este fósil tiene estos años (20 millones de años), entonces esta roca tiene también 20 millones de años.” Entonces, ¿cuántos años tiene este fósil? “20 millones de años.” ¿Por qué? “Porque está en esta roca.” ¿Pero cómo se sabe que esta roca tiene 20 millones de años? “Porque tiene ahí el fósil guía.” Y es un razonamiento circular.

No existen las “mutaciones positivas”

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“La pretensión de que los cambios entre especie se han generado por mutaciones al azar –o sea, no por mutaciones dirigidas— y selección natural, es algo que, no sólo no ha podido mostrarse, sino que todas las evidencias hablan en contra“.

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“Es decir, las mutaciones, que son cambios en el material genético, o bien no producen nada, o producen enfermedad, o producen muerte; no existen las mutaciones positivas, son una entelequia”.

La abiogénesis es una simple pretensión, sin pruebas

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“La abiogénesis es la pretensión o el intento de intentar comprender cómo la vida pudo aparecer por sí misma; es decir, partiendo de compuestos de átomos simples, de moléculas simples, aparecer la vida tal como la conocemos hoy en sus diferentes manifestaciones, por sí misma, sin intervención de ningún tipo de fuerza inteligente externa”.

El experimento de Miller-Urey: su conclusión es una fantasía

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“Las proteinas son las máquinas que hacen que la célula haga lo que tiene que hacer. Una célula visual, una célula digestiva, una célula muscular… cada una tiene sus proteínas características para poder llevar adelante la función para la que está diseñada.

[Del experimento de Miller] hay unas cosas especiales a reseñar. Primero, que Miller era un hombre inteligente; quiero decir, que él planeó el experimento partiendo de que conocía previamente la composición química de los aminoácidos y aportó aquellos compuestos en los que estaban el nitrógeno, carbono, hidrógeno, oxígeno…

Inmediatamente que se formaban tenía que aislarlos porque el propio elemento acuoso en el que estaban los descomponía rápidamente.

Luego hay otro problema fundamental, y es que el experimento de Miller demanda la inexistencia de oxígeno, o sea, lo que se llama una atmósfera reductora, una atmósfera sin oxígeno, porque si hubiese habido oxígeno en ese supuesto caldo primitivo se habrían descompuesto inmediatamente, se habrían desnaturalizado los aminoácidos, porque el oxígeno es destructor para estas moléculas iniciales. No hay ninguna evidencia de que haya existido nunca una atmósfera sin oxígeno —la atmósfera que tenemos hoy día, el 21% es oxígeno—, es más, hay evidencia en rocas que se llaman precámbricas, o sea rocas que son más antiguas que las primeras rocas que contienen vida, rocas que contienen hierro oxidado. ¿Qué quiere decir esto? Pues que había oxígeno en la tierra antes de que supuestamente hubiese podido aparecer la vida espontáneamente.

Un aminoácido fuera de sitio, un sólo aminoácido en cadenas de cientos o miles de ellos, fuera de sitio, puede hacer la proteína no funcionante y puede hacer incluso que la persona o el animal se muera.

O sea, la proporción es realmente descomunal. Es como decir: mira, pues hemos conseguido un ladrillo, ya sabemos que se pudo formar por sí mismo el Empire State Building. O tenemos un trocito de hierro, ya sabemos que espontáneamente pudo formarse un Airbus A380 con los miles de cables, programas informáticos y todo eso. Esa es la proporción. El pretender que de la formación de un aminoácido ya se puede concluir que la vida pudo formarse por sí misma es una fantasía“.

ADN

704.181 visualizaciones • 20 jul. 2017
Canal youtube: Altoconcept

“Todos tenemos, en el núcleo de cada una de nuestras células, un libro de instrucciones, que es el ADN. Entonces el ADN contiene información codificada; es un código. Se habla del código genético; hay otros códigos: el código de los ordenadores, de los ceros y unos, donde cada letra, cada número está representado por una combinación de ceros y unos… O el código de los invidentes, el código Braile; o el código Morse… Bueno pues el ADN es un código.

Este compuesto, cada una de las letras, no se forma espontáneamente en la naturaleza, y menos, se ordenan por sí mismas. O sea, que espontáneamente, aunque uno pusiese los nucleótidos todos juntos ahí no formarían frases que pudiesen ser interpretadas y que pudiesen formar las proteínas correctas.

Es como si uno va un día a la playa y se encuentra la marea baja y dice ahí: “Manolito ama a Juanita”. Bueno, primero uno no piensa que ese orden de letras lo organizó la marea subiendo y bajando, o el viento; sino que alguien escribió eso, porque es comprensible, se puede entender lo que dice. Pues, ¿cómo se va a pensar que 3 mil millones de letras con frases perfectamente estructuradas van a aparecer por casualidad? Sabiendo, además, que fisicoquímicamente no se enlazan de forma espontánea.

En el ser humano, por ejemplo, hay unos 3 mil millones de letras. 3 mil millones de letras es el equivalente a la información contenida en una biblioteca con mil doscientos libros del grosor del Quijote, más o menos. O sea, es una cantidad de información disparatada“.

¿Qué apareció antes, el ARN o la proteína?

“Entonces, ¿qué apareció antes, el ARN o la proteína? Pero es que la proteína tiene que estar en el orden perfecto para poder ser funcionante. Y ese orden perfecto solo está dado por la codificación que está ordenada en la porción del gen del ARN. Y luego, mucho más complejo que eso: tendría que haber una protección, una pared para ese núcleo, porque, de lo contrario, se descompondrían en un medio acuoso o, expuestos a la luz, descompondrían inmediatamente toda esta estructura funcionante. Realmente es un problema que no tiene solución”.

Fuente de todos los vídeos y textos de esta entrada:
La teoría fantástica (o cómo se creó el mito de la evolución) documental de los doctores Antonio R. Martínez, Santiago Escuain, Alejandro García y Ramón Gómez. Producido por Altoconcept
Antonio R. Martínez
(Vigo, 1957)
Oftalmólogo.
Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela.
Doctor en Medicina por la Universidad de Valladolid.
Especialista en Oftalmología por el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.
Fellowship en Cirugía del Segmento Anterior (la tercera parte frontal del ojo) por la Universidad de Puerto Rico.

One thought on “La evolución es un mito. La vida no pudo haber surgido de forma espontánea

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.